1/15/2014

Nacimientos

No me gusta visitar a bebés que acaban de nacer. Primero, porque no hay derecho a meterle tanta bacteria de plano. Segundo, porque es un acto egoísta para la sola satisfacción del adulto. Tercero, porque si de cariño y preocupación se trata, mejor es preguntar cómo están la salud del bebé y la madre o cooperar con mano de obra o algún insumo útil. Cuarto, porque hay padres histriónicos que gustan de llamar la atención como si hubieran parido al mesías, y a esos menos les corro gusto. Quinto, porque mi abuela dijo que todos esos shows eran puras payasadas burguesas y no es fácil contradecir a mi abuela.

En Panamá, 12 de cada mil niños y niñas nacidos vivos mueren antes de su primer año de vida. 42 mujeres mueren por cada 100 mil nacimientos. La mitad de los niños y niñas menores de 6 años viven en condiciones de pobreza. 

Publicar un comentario