7/25/2014

Fuera de serie

Bah!, me he encontrado a otro ex resentido que me ha dicho que me creo fuera de serie. Yo sonrío incapaz de negar los cargos. Además ya estoy acostumbrada a lidiar con tipos que no estaban muy seguros sobre si me querían a mí o si querían ser como yo. Algunos hasta me lo dijeron tal cual: "Yo quisiera ser como tú". Cuando una escucha esa confesión ya sabe que la cosa no terminará bien, que hay una herida patriarcal irreparable en ciernes, que estoy frente a un sujeto que ya va sospechando que no es ni la mitad de hombre que yo. Uno más que ha cometido el error de querer medirse con su compañera colosal y competirle. De ahí la rabia. Es bastante comprensible; cuando el sujeto no logra dominar al objeto de su afecto, entonces lo ama y lo odia a la vez. Y, para qué negarlo, hay objetos amados ineluctables. Oscar Wilde sí las tenía claras: "¿Cómo vas a ser feliz con alguien que te trata como a una persona normal?"

Publicar un comentario