7/28/2015

La voz interior

Migomisma me despertó a las 2 de la mañana. Qué fastidio con tanto sueño y frío. Debe ser que quiere pensar en la muerte. O en el amor, en que no está hecho para mi. O en las cuentas por pagar; eso sería cruel porque ni siquiera es quincena. ¿Será por sexo? Miro al hombre que tengo al lado, pero si lo despierto a esta hora para sexo y no tiene ganas me mandará por un tubo. ¿Será que quiere que me masturbe? ¡Oh no, ya sé! Va a dictarme algo hermoso, un mensaje sublime tal vez. Y es entonces cuando me permito escuchar su voz grave y serena hablarme desde el fondo de mi: "¡Conecta el celular, pendeja, que mañana sales corriendo temprano y lo tienes descargado!".
Publicar un comentario