19 de septiembre

Hoy cumpliría años mi madre. Fanática religiosa, crítica ácida y total intuición. Vegetariana, apocalíptica, de verbo inmisericorde. No tuvo amigos. Odiaba las visitas, el chisme y la indecisión. Dibujaba mal y no tenía madera de escritora pero declamaba a Bécquer, bailaba mambo y daba discursos enardecidos dignos de cobrar taquilla. Soñó ser diplomática en la ONU, amaba los libros y llevaba registros detallados de cualquier cosa. Fue ella quien me dijo que mi hijo había caminado a los 15 meses con 2 días a las 11:27 dando 15 pasos. Llamaba la atención por lo delgada y por llevar una trenza infinita. Nos declaramos la guerra por 20 años y nos profesábamos hiriente fervor. Nunca la vi tan firme e imponente como aquella mañana en la bandeja de la morgue. Murió sin saber que ella era dios.
Publicar un comentario