¡Cuánto ego!

  • Grande
    La primera vez que me vio en persona me dijo: "Oh, me equivoqué, pensé que eras más grande" -No te equivocaste -le digo- yo soy más grande.

Ego
Que te digan que eres el peor de todos, ¡eso sí que es un halago! Es como vitamina para el alma megalómana.

Verdadero esfuerzo
Yo solo digo la verdad. Excepto cuando miento. O cuando invento. O cuando no la sé. O cuando me equivoco. O cuando se me olvida. O cuando guardo un secreto. Bueno, es un esfuerzo importante.

Conducta
De pequeña me llevaban a la dirección del plantel constantemente. Tenía buenas calificaciones pero me agarraba a los puños con facilidad, sobre todo con los más grandes y con los varones. A veces ganaba, a veces perdía. De entonces a esta parte se ha registrado un cambio considerable en mi vida: ya no me llevan a la dirección.

Inventario
Si hiciéramos una lista de todas las estupideces que decimos, no podríamos salir a la calle de tanta vergüenza. Por suerte, el único que podría tomarse la tarea de inventariar cada una de las sandeces que uno ha dicho, es uno mismo.

Inventario II
Gente entra y sale de la fiesta. Recostada dentro del carro finjo dormir, pero sigo alerta. Repaso conversaciones, esa reunión, esa última llamada del periodista. Pero a ratos me interrumpo: imagino cierta cabaña, cierta entrevista y el final de mi libro. Hasta pienso en el amor, en que no está hecho para mí. Sí, esta será una noche cualquiera.

Falta

Una vez una mujer envió un anónimo en mi contra. Confieso que llegó a herirme con tanta falta ortográfica.
Publicar un comentario