Amigos imaginarios

Ché marido
Siempre tuve en mis apartamentos una foto grande del Ché en la pared. Un día llegó mi sobrino y me preguntó quién era ese señor, pero ese día yo no tenía ganas de hablar de política sino de magia:
- Acaso no sabes que ese es mi difunto esposo?
- Y entonces por qué nunca lo vi contigo? -me cuestionó incrédulo.
- Mira lo que tiene en la boca... ¿ves?.. Lo dejé por tanto fumar tabaco y eso fue lo que lo jodió al final, así que usted nunca fume mijito.
- Ah, está bien tía.
 
Policía imaginario
Estacionaré en el malecón a esperar. Cuesta decidir si ver hacia la ciudad o si ver hacia el mar. Y se me ocurre que estar en el carro con esta lluvia escuchando a Wagner viendo tus ojos sería lo más parecido a la felicidad. Pero un policía imaginario me toca el vidrio: "Señorita circule, pensar demasiado es amenaza para el sistema". Así que le respondí con mi mayor obediencia: "Vete a la mierda"


Amigos y enemigos

Según facebook tengo 800 amigos. Según mi base de datos son dos mil. Pero en mis insomnios si acaso hay tres. En pesadillas tengo ejércitos con los que cruzo el Rubicón. Amigo imaginario sólo me queda uno porque el otro se metió a guardia. En las ruinas de mi vida, unos cuantos estuvieron y con ellos me ha bastado. Unos gobernantes hablan por su pueblo y otros oyeron la voz de Dios. En la iglesia: el padre, el hijo y una paloma que les dice qué hacer. Mundo esquizofrénico abuela, tienes que verlo!
Publicar un comentario