7/28/2015

Resistencia

De la cuenta de facebook de mi institución me han pedido amistad. Por supuesto que se las negué, no faltaba más. Por todos es sabido que a la gente del trabajo es mejor mantenerla a raya en facebook. 
-- Cuidado y se van a enojar -me advierte preocupada mi tía. Pero le digo que pierda cuidado, que la solicitud la mando yo misma. 
-- Y entonces para qué te la mandas? -me dice. 
-- ¡Pues por el puro gusto de decirles que no!
Publicar un comentario